El síndrome metabólico es un diagnóstico que engloba un conjunto de alteraciones que aumentan el riesgo de aparición de enfermedad cardiovascular y diabetes tipo II.

Diagnóstico

Se realiza tras poseer 3 de los 5 puntos siguientes:

N

Obesidad abdominal: Incremento de la circunferencia abdominal

N

Triglicéridos altos: 150 mg/dL o con tratamiento hipolipemiante específico

N

Disminución del colesterol HDL: < 40mg/dL en hombres o < 50mg/dL en mujeres o con tratamiento con efecto sobre el cHDL

N

Presión arterial elevada: PAS 130 mmHg o PAD 85 mmHg o con tratamiento antihipertensivo

N

Alteración de la regulación de la glucosa: glucemia en ayunas 100mg/dL o con tratamiento para hiperglucemia

Las alteraciones observadas anteriormente están asociadas a la resistencia a la insulina que se da por una respuesta tisular inferior a la esperada en presencia de insulina.

La insulina una vez secretada por el páncreas se distribuye por los tejidos y se une a receptores en la membrana de estos. Cuando hay una resistencia no hay un buen reconocimiento de la insulina en los tejidos y por lo tanto suele darse una hiperinsulinemia a la vez que hiperglucemia, ya que al no haber insulina suficiente la glucosa sanguínea no se regula.

Dada la estrecha relación entre la obesidad y la resistencia a la insulina, se ha visto que la obesidad abdominal es uno de los importantes factores de riesgo y podría desencadenar el resto de anormalidades en el síndrome.

obesidad abdominal

La obesidad abdominal implica un aumento del acúmulo de grasa a nivel visceral (principalmente en hígado, músculo y páncreas) es por ello que tiene la mayor implicación en el síndrome metabólico.

La grasa visceral provoca la formación de adipoquinas (sustancias que favorecen un estado proinflamatorio y protrombótico, así como conducen a resistencia a la insulina, hiperinsulinemia, disfunción endotelial, entre otros). La adiponectina que es una adipoquina que se encuentra disminuida a diferencia del resto y lleva a incremento de triglicéridos, disminución de cHDL, elevación de cLDL (perfil inflamatorio).

Otro participante importante en el síndrome metabólico es el tejido adiposo, este es un tejido endocrino activo y su buen funcionamiento depende del balance metabólico en el organismo.

Cuando una persona tiene un balance energético positivo sostenido en el tiempo, el excedente calórico, se almacena como triglicéridos en el tejido adiposo y los adipocitos lo que hacen es acumular mas triglicéridos, de manera que se hacen más grandes y la hipertrofia de estos ocasiona:

  1. Menor concentración de receptores de insulina por unidad, por lo que los hace menos sensibles .
  2. Mayor actividad de la lipasa (es la encargada de hidrolizar los triglicéridos dando lugar a glicerol y ácidos grasos libres, liberándolos a la circulación) ya que es inhibida por la acción de la insulina y como hay menor sensibilidad de esta, hay mayor actividad y liberación de los ácidos grasos a circulación.
  3. Mayor producción de leptina (reduce la producción de insulina) y factor de necrosis tumoral-alfa (inhibe las enzimas que están involucradas en la captación de triglicéridos, glucosa y síntesis de triglicéridos) y menor cantidad de adiponectina (estimula la oxidación de ácidos grasos).

Como vemos el síndrome metabólico conforma un conjunto de anormalidades relacionadas que por combinación de factores de riesgo como alteración de estilo de vida (exceso de alimentación, inactividad o disminución de la actividad física), se favorece el desarrollo de las alteraciones presentadas en el síndrome.

Evitar o frenar la aparición de dichas alteraciones y por tanto de síndrome metabólico esta en vuestras manos, por ello nuestra recomendación siempre es llevar a cabo un plan nutricional que aporte todos los nutrientes necesarios en función a tus requerimientos, así como la práctica de ejercicio físico y nosotras te podemos ayudar a que lo lleves a cabo.

“Yo quiero, yo puedo, voy a lograrlo”

Cuida tu CUERPO, es el único sitio que tienes para VIVIR

¿Te gustaría cambiar tu estilo de vida, mejorar tu alimentación y sobretodo, sentir que los cambios se producen en tu cuerpo y en tu mente?